Me da vértigo el punto muerto, y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gásoil. Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiar de los semáforos. Me arruinan las prisas, y las faltas de estilo. El paso obligatorio, las tardes de domingo, y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas, y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido parado frente al mar mientras el mundo gira....

Seguidores

viernes, 4 de enero de 2013

Salto al vacío.


No puedo creer lo que estoy a punto de hacer, la adrenalina corre por mis venas y por un solo segundo siento que necesito alcohol corriendo por mis venas tanto como necesito el oxigeno para respirar. No tengo valor para hacer algo como esto, nunca lo he tenido. Pero necesito sacar fuerzas de donde ya no hay para lograrlo. No puedo permitirme fallar en esto, es demasiado importante como para dejarlo escapar. ¿No cabe la posibilidad de que exista otra opción? No. Ya se que no la hay. Pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde ¿no? Tengo que intentarlo. 


1 comentario:

  1. Pues sí. Intentarlo y seguir intentándolo hasta que lo consigas. Así funciona todo... Buena suerte :)
    Un abrazo de http://utopiainthemoonlight.blogspot.com.es/ & http://elcaminoquesigoempiezayacabacontigo.blogspot.com.es/ :3

    ResponderEliminar