Me da vértigo el punto muerto, y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gásoil. Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiar de los semáforos. Me arruinan las prisas, y las faltas de estilo. El paso obligatorio, las tardes de domingo, y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas, y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido parado frente al mar mientras el mundo gira....

Seguidores

martes, 8 de noviembre de 2011

El mar fronterizo


El que ha naufragado tiembla incluso con las olas más tranquilas


2 comentarios:

  1. Esa frase es tuya? Porque estoy totalmente de acuerdo. Por desgracia así me he sentido muchas veces y hay que tener mucho cuidado para no caerte y mojarte por el tembleque. Es horrible :S Pero al igual que tú naufragas, alguien te encuentra y te salva :) Besos! <3

    ResponderEliminar