Me da vértigo el punto muerto, y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gásoil. Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiar de los semáforos. Me arruinan las prisas, y las faltas de estilo. El paso obligatorio, las tardes de domingo, y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas, y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido parado frente al mar mientras el mundo gira....

Seguidores

lunes, 13 de junio de 2011

Siempre estarás tú.

Otra noche. Otro desayuno. Otro día de mar.
Un mes puede ser larguísimo si sabes con exactitud lo que va a ocurrir todos los días. Pero a veces lo menos pensado, lo que nunca te habrías atrevido ni a imaginar, sucede.


                       A veces los sueños se hacen realidad...

2 comentarios:

  1. Las cosas más bonitas suceden cuando menos las esperas.. Entre más las olvides más aparecen las escenas que te indican que algo bueno viene.

    Y la realidad duele pero cuando la comprendes cura :)

    Muy bonita entrada, me encanta pasar aquí

    ResponderEliminar