Me da vértigo el punto muerto, y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gásoil. Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiar de los semáforos. Me arruinan las prisas, y las faltas de estilo. El paso obligatorio, las tardes de domingo, y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas, y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido parado frente al mar mientras el mundo gira....

Seguidores

martes, 28 de junio de 2011

Adrenalina.

¿Y quien hoy en día no se ha  sentido eufórico,  
desenfrenado y con ganas de comerse el mundo?


¿Quién no ha sentido cómo fluye por sus venas una descarga de adrenalina?



2 comentarios:

  1. Ni que lo digas! A mí me encanta sentirme asii! Ojalá esa sensación no acabara nunca, con ella puedo hacer cosas que de normal no haría jamás! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Y es que si hay alguien que no lo ha sentido es porque no ha vivido asi de simple. Y si comamonos al mundo.

    ResponderEliminar