Me da vértigo el punto muerto, y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gásoil. Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiar de los semáforos. Me arruinan las prisas, y las faltas de estilo. El paso obligatorio, las tardes de domingo, y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas, y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sin sentido parado frente al mar mientras el mundo gira....

Seguidores

lunes, 16 de mayo de 2011

¿Que seria yo sin ti?

Simplemente decirte que una tarde, (…) sentí, creo que como tú, ese momento de desconcierto y atracción que, por un instante, nos perturbó. Aquel día se que estuvimos a punto de besarnos (…) Sé, sin embargo, que si nos hubiésemos besado, me habría vuelto con entusiasmo, pasando de la lluvia o del buen tiempo, ya que contaría un poco para ti. Se que ese beso me hubiera acompañado a todas partes y durante mucho tiempo, como un recuerdo radiante al que aferrarme en momentos de soledad. Pero después de todo algunos dicen que las historias de amor más hermosas son aquellas que no han tenido tiempo de vivirse. Simplemente decirte que cuando te miro, pienso en las 24 imágenes por segundo de una película. En ti las 23 primeras imágenes son luminosas y radiantes, pero de la vigésima cuarta emana una verdadera tristeza (…) Varias veces me he preguntado qué es lo que te ponía tan triste, varias veces he esperado que me hablarás de ello, pero nunca lo has hecho. Simplemente decirte, en fin, que no te olvidaré nunca

No hay comentarios:

Publicar un comentario